Dieta sin gluten: ¿es beneficiosa si no eres alérgico al gluten?

dieta sin gluten

La Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) estima que más de 450.000 personas pueden ser alérgicas al gluten actualmente. El número de personas que padecen esta enfermedad va creciendo un 15% anual, pero realmente este es superior (el 75% está sin diagnosticar según FACE) ya que, en ocasiones los síntomas de esta patología no se manifiestan de manera clara. ¿Llevar una dieta sin gluten es lo mejor?

La Enfermedad Celiaca (EC) es una enfermedad sistémica inmunomediada, provocada por el gluten y prolaminas relacionadas, en individuos genéticamente susceptibles. La persona que es celiaca sufre una intolerancia crónica al gluten (un conjunto de proteínas que se encuentran en los cereales de secano). Para llevar mejor esta enfermedad estas personas necesitan llevar una alimentación estricta basada sobre todo en alimentos frescos cómo huevos, frutas, verduras… La dieta libre de gluten debe seguirse después de haberse realizado una biopsia intestinal que nos diga que, efectivamente, somos intolerantes a estas proteínas, y debe estar siempre guiada y supervisada por un profesional.

Alimentos sin gluten en no celíacos

Últimamente existe la moda de seguir una alimentación sin gluten entre personas que no padecen esta enfermedad o intolerancia a estas proteínas. Estos llegan a afirmar que este tipo de dieta les ayuda a controlar el peso. Pero nada más lejos de la realidad.

Coincide que muchos de los alimentos que contienen gluten son alimentos que aportan muchas calorías, como bollería industrial, los cereales de desayunos, pan… Claramente si sustituimos estos productos por alimentos frescos y más saludables nos ayudarán mejor a controlar el peso. Independientemente de que contenga o no gluten. Por tanto el objetivo es comer alimentos sin gluten.

La dieta sin gluten no tiene por qué hacernos adelgazar

Pero una dieta sin gluten no es adecuada ni más sana para personas que toleran esta proteína. No tiene por qué hacernos adelgazar.  De hecho, la gran mayoría de los productos sustitutivos de los productos con gluten pierden sabor y para conseguir el efecto contrario se utilizan cantidades mayores de azúcar y de grasas trans.

Además, la falta de fibra es uno de los inconvenientes que encontramos en los productos sin gluten, así como la ausencia de algunas vitaminas que nos aportan los cereales.

Es importante desayunar todos los días, y de la forma más completa posible: nunca se debe prescindir de un desayuno compuesto por lácteos, pan, cereales y frutas. Así como realizar cuatro o cinco comidas al día poco abundantes. Es recomendable introducir alimentos ricos en fibra (verduras crudas, fruta fresca, cereales integrales y legumbres). Por tanto se recomienda que los alimentos que compongan  tu comida sean lo más variado posible, mayor garantía de que la alimentación es equilibrada y contiene todos los nutrientes necesarios.

feedelius

Deja un comentario